SeptiembreOctubreNoviembreDiciembreEneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreNoviembreDiciembreEneroFebreroMarzoAbrilMayoJunioJulioAgostoSeptiembreOctubreMarzo IncubaMás | Incubadora de Negocios

Héctor González González, un Empresario ejemplar.

Héctor González es empresario e ingeniero químico de alimentos con más de 30 años de experiencia. El problema del hambre y la desnutrición en el país lo llevó a crear, en 2000, la Fundación Nutrición y Vida (FNV).

 

Es Presidente del Consejo Administrativo de  la compañía Cuadritos ubicada en Celaya Guanajuato. Cuadritos hoy tiene más de 1,200 trabajadores, como consecuencia del crecimiento exponencial que ha mantenido a lo largo de estas cuatro décadas, pero sobre todo, por contar con estrategias de integración de personal.

 

La compañía ha logrado consolidarse con éxito en el mercado mexicano como una empresa fabricante de productos lácteos y de soya que vende bajo marcas propias, pero también como maquiladores de marcas nacionales y extranjeras.

Ha sido primordialmente en los últimos 20 años cuando Cuadritos logró catapultarse. Tras la llegada de Héctor González González, hijo de los fundadores, a la administración del negocio, la empresa alcanzó durante casi media década un crecimiento de 100% año tras año.

"Héctor González hijo, también ingeniero químico como sus padres, llegó con ideas diferentes de comercialización, a trabajar más con el área de investigación y desarrollo”.

La producción deficitaria de leche en México, orilló a los fabricantes y comercializadores de productos derivados a importar los componentes de los quesos.

Así, la compañía comenzó a traer la proteína en polvo de países como Irlanda o Nueva Zelanda, las grasas y lactosa de Estados Unidos y en su planta de Celaya se dedicó a juntar todos los ingredientes para constituir quesos con los que pudo conquistar nuevos segmentos de mercado.

"Le da un impulso muy importante a Cuadritos porque empieza a crecer a mercados hacia donde no estaba, a nivel nacional, a centrales de abasto y a trabajar en el desarrollo de muchos productos. Alcanzó crecimientos de hasta 100% manteniéndose como una empresa familiar", continúa.

 

Anualmente la compañía produce alrededor de 45,000 toneladas de productos lácteos y 40 millones de litros ultrapasteurizados. Durante el 2007 alcanzó una facturación de 70 millones de dólares.

De esta producción, Cuadritos maquila 50% de las toneladas y 90% de los productos líquidos.

La empresa se ha posicionado con marcas propias como Tierra Mía, Natural, Premier Plus, Casablanca, Biolac, Boulder y Hollander en puntos de venta que van desde centrales de abasto, hasta tiendas de autoservicio como Soriana y Nutrisa.

Cuenta con cinco plantas de producción: la planta de ultrapasteurizados en donde se producen todos los líquidos como fórmulas lácteas, leches evaporadas, medias cremas, leches enteras y semidescremadas, entre otros; la planta de quesos análogos, la de quesos frescos, la de productos de soya en donde se elaboran tanto productos en polvo como líquidos, y la planta de yoghurts.

En los últimos cuatro años ha mantenido un ritmo de crecimiento de 15% y prevé que con la crisis alimentaria, los consumidores opten por productos sustitutos, para lo cual Cuadritos está preparada para lanzar nuevos alimentos al mercado.

Con estrategias, como la del conocimiento y aprendizaje de los hijos de los trabajadores a través de visitas mensuales a su lugar de trabajo, campañas de salud y convivencias deportivas, entre otras opciones, Cuadritos confía en seguirse consolidando en el mercado mexicano.

En el 2003 reunió a todos los directivos e investigadores de su empresa para comenzar un proyecto de investigación de rescate de proteína. Rescatar alimento y llenarles la barriga a los pobres no es suficiente, necesitamos darles proteína y nutrición fue su directriz. Había que detectar una fuente de proteínas efectiva y barata y transformarla en alimento para las personas de escasos recursos. Con este proyecto participó y fue finalista en el certamen de Iniciativa México 2010

 

Actualmente, están fortificando tortillas, pan, galletas, sopas, yogurt, leche, botanas, helado, salchichas, jamones, y quesos. La distribución la lleva a cabo mediante un esquema de franquicia social, donde habilita a una persona de la comunidad con su tienda sin que ésta tenga que hacer inversión alguna.

 

FNV ha logrado disminuir la tasa de mortalidad ocasionada por hambre y desnutrición en el municipio de Celaya de 33 a 2 defunciones durante los años 2003 y 2004.

 

Héctor González González, sin duda un Empresario ejemplar 

Héctor González es empresario e ingeniero químico de alimentos con más de 30 años de experiencia. El problema del hambre y la desnutrición en el país lo llevó a crear, en 2000, la Fundación Nutrición y Vida (FNV).

 

Es Presidente del Consejo Administrativo de  la compañía Cuadritos hubicada en Celaya Guanajuato. Cuadritos hoy tiene más de 1,200 trabajadores, como consecuencia del crecimiento exponencial que ha mantenido a lo largo de estas cuatro décadas, pero sobre todo, por contar con estrategias de integración de personal.

 

La compañía ha logrado consolidarse con éxito en el mercado mexicano como una empresa fabricante de productos lácteos y de soya que vende bajo marcas propias, pero también como maquiladores de marcas nacionales y extranjeras.

Ha sido primordialmente en los últimos 20 años cuando Cuadritos logró catapultarse. Tras la llegada de Héctor González González, hijo de los fundadores, a la administración del negocio, la empresa alcanzó durante casi media década un crecimiento de 100% año tras año.

"Héctor González hijo, también ingeniero químico como sus padres, llegó con ideas diferentes de comercialización, a trabajar más con el área de investigación y desarrollo”.

La producción deficitaria de leche en México, orilló a los fabricantes y comercializadores de productos derivados a importar los componentes de los quesos.

Así, la compañía comenzó a traer la proteína en polvo de países como Irlanda o Nueva Zelanda, las grasas y lactosa de Estados Unidos y en su planta de Celaya se dedicó a juntar todos los ingredientes para constituir quesos con los que pudo conquistar nuevos segmentos de mercado.

"Le da un impulso muy importante a Cuadritos porque empieza a crecer a mercados hacia donde no estaba, a nivel nacional, a centrales de abasto y a trabajar en el desarrollo de muchos productos. Alcanzó crecimientos de hasta 100% manteniéndose como una empresa familiar", continúa.

 

Anualmente la compañía produce alrededor de 45,000 toneladas de productos lácteos y 40 millones de litros ultrapasteurizados. Durante el 2007 alcanzó una facturación de 70 millones de dólares.

De esta producción, Cuadritos maquila 50% de las toneladas y 90% de los productos líquidos.

La empresa se ha posicionado con marcas propias como Tierra Mía, Natural, Premier Plus, Casablanca, Biolac, Boulder y Hollander en puntos de venta que van desde centrales de abasto, hasta tiendas de autoservicio como Soriana y Nutrisa.

Cuenta con cinco plantas de producción: la planta de ultrapasteurizados en donde se producen todos los líquidos como fórmulas lácteas, leches evaporadas, medias cremas, leches enteras y semidescremadas, entre otros; la planta de quesos análogos, la de quesos frescos, la de productos de soya en donde se elaboran tanto productos en polvo como líquidos, y la planta de yoghurts.

En los últimos cuatro años ha mantenido un ritmo de crecimiento de 15% y prevé que con la crisis alimentaria, los consumidores opten por productos sustitutos, para lo cual Cuadritos está preparada para lanzar nuevos alimentos al mercado.

Con estrategias, como la del conocimiento y aprendizaje de los hijos de los trabajadores a través de visitas mensuales a su lugar de trabajo, campañas de salud y convivencias deportivas, entre otras opciones, Cuadritos confía en seguirse consolidando en el mercado mexicano.

En el 2003 reunió a todos los directivos e investigadores de su empresa para comenzar un proyecto de investigación de rescate de proteína. Rescatar alimento y llenarles la barriga a los pobres no es suficiente, necesitamos darles proteína y nutrición fue su directriz. Había que detectar una fuente de proteínas efectiva y barata y transformarla en alimento para las personas de escasos recursos. Con este proyecto participó y fue finalista en el certamen de Iniciativa México 2010

 

Actualmente, están fortificando tortillas, pan, galletas, sopas, yogurt, leche, botanas, helado, salchichas, jamones, y quesos. La distribución la lleva a cabo mediante un esquema de franquicia social, donde habilita a una persona de la comunidad con su tienda sin que ésta tenga que hacer inversión alguna.

 

Héctor González González, sin duda un Empresario ejemplar.

 

 

 

 

 

Fuente: sexenio.com, elempresario.mx, iniciativamexico.org

 

Emprendedor empresa

Comentarios

No hay ninguna comentario

Deja tu comentario